Gastronomía

Pastela de pollo marroquí

La pastela es un tipo de hojaldre típico de la gastronomía marroquí que se elabora con masa filo y que habitualmente tiene como relleno carne de pollo, cebolla, perejil y almendras, aunque existen variantes tanto saladas (marisco, queso, verduras…) como dulces, con frutas y miel. En cualquiera de sus versiones se aromatiza con canela, una de las especias más tradicionales de la culinaria magrebí. 

La pastela de pollo es muy popular en todo tipo de celebraciones de Marruecos, especialmente en las bodas, siendo habitual degustarla antes de que se sirva el plato principal. 

A continuación vas a ver cómo se elabora esta delicia gastronómica de Marruecos, que está para chuparse los dedos. 

pastela marroqui

Receta de pastela de pollo

La elaboración de este típico entrante de la cocina norteafricana requiere una media hora de preparación y alrededor de una hora de cocinado. Así que en una hora y media tendrás preparada esta deliciosa receta, que con los ingredientes que te indicamos te dará para elaborar 2 unidades, algo así como 8 raciones. Como utensilio necesitarás un molde circular de 22 centímetros de diámetro. 

Ingredientes de la pastela de pollo:

Vamos a dividir los ingredientes en 3 grupos: uno para el guiso de pollo, otro para el relleno de almendra y, el último, para el montaje de la pastela.

Ingredientes para el guiso de pollo:

  • Pollo: 800 gramos.
  • Cebolla: un kilo.
  • Canela: media cucharada.
  • Jengibre en polvo: una cucharada.
  • Cúrcuma: una cucharada.
  • Perejil fresco: un ramillete.
  • Cilantro fresco: un ramillete.
  • Azafrán: 8 hebras.
  • Huevos: 5.
  • Pimienta negra molida: una cucharadita.
  • Sal: media cucharada.
  • Aceite de oliva: 100 ml.

Ingredientes para el relleno de almendra:

  • Almendras peladas: 250 gramos.
  • Azúcar glas: 2 cucharadas y algo más para decorar el plato.
  • Canela: una cucharada y algo más para la decoración.
  • Agua de azahar: 2 cucharadas.
  • Aceite de oliva.

Para el montaje de la pastela:

  • Masa filo: 12 hojas redondas.
  • Mantequilla: 50 gramos. 

Elaboración de la pastela de pollo paso a paso:

Estos son los pasos a seguir para una correcta preparación de una pastela de pollo:

  1. Quita la piel, limpia y trocea el pollo, para introducirlo después en una olla con tapa. 
  2. Pela y pica muy finas las cebollas, que servirán de base para el guiso de pollo y para los rellenos, y échalas en la la olla.
  3. Incorpora la cúrcuma, el jengibre, la canela, la pimienta, la sal y el azafrán.
  4. Lava, seca, quita los tallos y pica las hojas del perejil y el cilantro e incorpóralo a la olla. 
  5. Echa 100 ml de aceite de oliva en la olla y mézclalo bien. Pon a calentar la mezcla y tapa la olla. 
  6. Deja que se cocine alrededor de media hora, hasta que el pollo quede tierno. 
  7. Retira el pollo y deja que enfríe.
  8. Sube el fuego y deja que la salsa se siga haciendo hasta que espese.
  9. Una vez que la salsa se haya reducido, apaga el fuego, incorpora los huevos de uno en uno, integrándolos en la salsa poco a poco y reserva. 
  10. Deshuesa y desmiga el pollo, haciéndolo tiras. Reserva. 
  11. Echa un poco de aceite de oliva en una sartén y dora ligeramente las almendras. Escúrrelas y déjalas sobre papel absorbente para que pierdan su exceso de aceite. Reserva un pequeño puñado para la decoración del plato. 
  12. Introduce las almendras, junto a una cucharada de canela y 2 de azúcar glas, en una picadora y tritúralas. Una vez fuera de la picadora, añade un par de cucharadas de agua de azahar. 
  13. Para formar las pastelas, derrite 50 gramos de mantequilla y pinta 3 hojas de masa filo, con las que vas a forrar la base del molde. 
  14. Pon una capa del relleno de huevo y cebolla que habías reservado, repartiéndola por la base.
  15. Reparte también el pollo desmigado por la base, procurando que quede bien compacto.
  16. Espolvorea con canela y la mezcla de almendra molida y azúcar.
  17. Cierra la pastela, coloca 2 hojas de masa filo previamente untadas con mantequilla, dale la vuelta, y cúbrela con otra hoja también untada con mantequilla. 
  18. Pinta la cara exterior de la pastela con mantequilla repetida.
  19. Repite todo el proceso para hacer la otra pastela y hornea ambas a 180º durante media hora, con calor arriba y abajo, hasta que veas que quedan bien doraditas. 
  20. Saca las pastelas y emplátalas, decorándolas con azúcar glas, un poco de canela y las almendras fritas que hayas reservado. Puedes servirlas templadas o calientes.

Y ya tienes unas estupendas pastelas de pollo marroquíes listas para sorprender a tus invitados. Cualquier fecha es buena para servir este maravilloso entrante, la mejor forma de empezar una suculenta comida o cena. 

Comments are closed.