PolíticaPortada

Expresidente tunecino Moncef Marzouki: «La recepción del Polisario» es condenada bajo todos los estándares

En su primer comentario sobre la recepción del presidente tunecino a Ibrahim Ghali, líder del grupo separatista del Frente Polisario, el expresidente Moncef Marzouki culpó al actual presidente tunecino Kaïs Saied de crear esta crisis entre Marruecos y Túnez.

Marzouki consideró, en un «post» en su cuenta de Facebook, que «la recepción por parte de Kais Saied a Ibrahim Ghali como si fuera un jefe de un Estado reconocido mundialmente puso a Túnez del lado de un hermano contra otro hermano», y añadió: «Estamos ante un acto condenado por todas las normas porque no es responsable y es perjudicial para el interés de Túnez, perjudicó las débiles posibilidades de sacar adelante la Unión del Magreb».

Y el ex presidente tunecino continuó «Tenemos la imperiosa necesidad de acabar con la animosidad, no de echar más aceite al fuego… La prueba es que los gritos han venido de todas partes y la retirada de todos los elementos de un diálogo tranquilo y constructivo entre miembros de la misma familia.»

Al-Marzouki dejó constancia de que «desde el inicio de la crisis del Sáhara Occidental, la posición de Túnez, sea quien sea el presidente, ha sido constante: buscar la reconciliación entre los dos hermanos enfrentados y no ponerse con esto contra aquello», considerando que Kaïs Saied, al que calificó de «reverso», se desvió de esta costumbre de Túnez.

Por otro lado, Moncef Marzouki consideró que «el camino de la confrontación continua con Marruecos, y el objetivo de ser un sexto país, nos ha llevado a la paralización de la construcción de la Unión del Magreb, con lo que ello significa: la pérdida de grandes oportunidades para el renacimiento de la economía magrebí, el agotamiento de los dos grandes hermanos con presupuestos para armar a los parados, y el tormento Un mensaje a los saharauis que no tienen perspectivas en los campamentos de Tinduf que cambiará la miseria, generación tras generación».

Y el mismo político continuó «Esta política errónea del régimen argelino ha provocado también reacciones erróneas, como la intrusión del lobo israelí en nuestra región por parte del régimen marroquí, lo cual es un muy mal presagio. En lugar de «Marruecos» el Mashreq árabe mediante la exportación de los mejores modelos democráticos, aquí se trata de «brillar» el Magreb árabe mediante el retorno del modelo egipcio a la cuna de la primavera árabe, especialmente la entrada de Israel en la región como un jugador peligroso».

Al-Marzouki también subrayó que «la única solución para los saharauis no es correr detrás de un Estado que sólo verá la luz sobre las ruinas de Marruecos, lo que no es posible, ni inevitable, ni interesa a nadie, porque tal escenario presupone una guerra devastadora que puede destruir, Dios no lo quiera, a Argelia como destruye a Marruecos sin que añada algo a la situación de los saharauis.» Continuó: «La única solución que les interesa a ellos y a todos los magrebíes es la autonomía con todos sus componentes, sin excluir a ningún partido político dentro de la amplia nación que es Marruecos, dentro de la más amplia nación que es la Unión del Magreb».

El ex presidente añadió: «Esta unión, que los pueblos y estados independientes construirán en sus fronteras actuales, está supeditada a políticas que han demostrado ser inútiles y peligrosas.»

Además, Marzouki comentó sobre los comentarios del ex primer ministro marroquí, Saad Eddine El Othmani, diciendo:«No es Túnez quien ha apuñalado a Marruecos por la espalda, sino que se trata de una inversión de la puñalada por parte de Túnez en su democracia, su constitución, sus instituciones y sus relaciones con Libia y los países democráticos, y lo ha llevado a un estado que no deseamos para un enemigo. Cuidado, hermano». Y continuó: «Túnez ama por siempre a Marruecos, ama a Argelia y a todos los pueblos de nuestra afligida nación».

Comments are closed.